4 consejos para que tu móvil supere esta ola de calor

Y deje de quemarnos la mano o la oreja al usarlo para llamar.

Dice un refrán que “lo indicado es que en diciembre haga frío y… ¡quédese el calor para el estío!“. Lo malo es que el estío como tal se ha adelantado algo así como un mes -¿y luego Donald Trump dice que no hay cambio climático?-, y llevamos una semana con una temperatura de 10 grados por encima de lo habitual en esta época, rematada por el hecho de que desde hoy hasta el domingo habrá una ola de calor… Pero al igual que nosotros, las altas temperaturas más el habitual sobreuso -redes sociales, GPS, no apagarlo nunca, apps que consumen mucho-, pueden contribuir a sobrecalentamientos excesivos de nuestro smartphone, sobre todo estos días, así que para ahorraros decir esa frase de “el móvil está ardiendo”, seguid estos consejos:

Funda fuera 

Los smartphones, por mucho Gorilla Glass que implementen, suelen tener una capacidad de aguantar impactos mínima incluso a una altura de medio metro. Es por ello que los protegemos con fundas de todo tipo y grado de utilidad que también hablan de nosotros mismos, sobre todo si hablamos de gamas alta como el Samsung Galaxy S8, el iPhone 7 o el Huawei P10 que nos han costado una fortuna. Pero en estos días, al menos mientras el termómetro esté tan absurdamente alto, lo mejor es sacar el terminal de la funda, sobre todo si esta es negra, para que ‘respire’, porque hay que tener en cuenta que a diferencia de un PC o una consola, un móvil no tiene ventilador interno para la refrigeración. Sacadlo un rato de la funda para que baje su temperatura, sobre todo si lo vais a poner a cargar, momento en que el smartphone puede alcanzar su mayor temperatura.

Cierra las apps

Usar el móvil para entretenernos es un hábito ya, pero navegar mucho tiempo y de forma intensa por la Red, jugar a una app que requiera mucho procesado por parte de la CPU del móvil o tener el GPS activado siempre no sólo drenan la batería del dispositivo, sino también hacen que el procesador alcance temperaturas peligrosas. Podéis probar a hacer estas cosas de una en una o darle un respiro al móvil mientras se enfría. Y si necesitáis una mano, con apps como esta de Cooler para Android podéis controlar la temperatura del terminal, evitar el sobrecalentamiento y estar alertas del estado del teléfono.

Comprueba la batería

Otro elemento de sobrecalentamiento puede estar en una batería que no funciona como debería. Normalmente la vida media de una batería es de 300 a 500 ciclos de carga, entre 1-2 años según el uso que le demos. Pasado ese tiempo debemos plantearnos cambiar de batería para evitar sobresaltos, y sobre todo no adquirir una barata por ahorrarnos unos euros. Id a por el modelo que trae el teléfono o aquellas Third Party que el fabricante recomiende.

Dale un respiro al móvil

Sabemos que es un aparato, pero aunque está hecho para durar, también hay que saber cuidarlo. Dejarlo al sol es siempre una mala idea, y dejarlo en estos días una locura que comprobaréis sobre todo si el móvil es metalizado. Lo mismo si lo dejáis en un coche aparcado al sol aunque esté ‘a salvo’, ya que la temperatura dentro de un vehículo suele subir incluso 20 grados por encima del exterior. Pero nada mejor para enfriar un móvil que apagarlo directamente, ya sea al irse a dormir o cuando sabemos que no lo vamos a usar por un rato largo. Cuidadlo y él a cambio os durará y seguirá funcionando.

Esta noticia viene de: http://as.com/betech/2017/06/16/portada/1497638695_262220.html

Mas noticias e información en: www.all4movil.com